AUMENTOS

Aumentos
¿ Cómo y cuándo pedir un aumento de sueldo? 

(Consejo útiles)

Detectar el momento adecuado

La oportunidad es clave en cualquier negociación salarial. Por ello, es crucial detectar el momento adecuado para formular un pedido de aumento de sueldo. Todo tiene su momento y debes esperar por él.
La peor idea puede ser  pedir un aumento de sueldo justo cuando a tu jefe le están pidiendo que baje los gastos.
En general, si una firma está bajo algún tipo de presión (interna o externa) no es ése el momento adecuado para plantear el tema de tu salario.
En cambio, si la firma ha tenido un gran éxito, y si en particular tú has tenido algo que ver en ese éxito, seguramente tendrás mejores oportunidades de lograr tu objetivo.

Ante todo, investigar

La clave es buscar y encontrar buenos ejemplos de trabajos similares dentro y fuera de la compañía. Averigua cuánto están ganando personas con tus mismas características  y aptitudes y  compáralo con tu propia paga.
Si trabajas para una gran compañía, dale una mirada a sus finanzas. Averigua qué sueldos paga, especialmente para posiciones comparables con la tuya.

Ayuda sindical en la negociación

Tu sindicato debería tener un nivel de experiencia tanto en términos de habilidades de negociación y conocimiento de los niveles de paga en tu industria. Que te ayuden a encontrar un argumento. Podría ser conveniente que un representante sindical esté presente durante el encuentro con tu jefe para discutir tu salario.

Si tienes que encarar la negociación solo/a

Pide una entrevista. La peor idea puede ser abordar al jefe en un pasillo o en un momento de descanso. Tu petición es lo suficientemente seria como para requerir una entrevista personal.
Trata de mantener la discusión lo más calma y objetiva posible. No mientas o realices amenazas. Construye tu argumento con hechos y evidencias. Debería ser una conversación razonable.
Evita compararte con tus compañeros. Mereces el aumento de sueldo pero no porque alguien de otro departamento gana más que tú  ni porque tú eres mejor que Fulano o Mengana.
Eres tú el que se merece el aumento y con tus méritos debe ser suficiente para justificar el mismo.
Proporciona a tus superiores una orientación de lo que estás pidiendo. Ten una cantidad en mente.  Piensa que no puedes pedir un aumento de sueldo y quedarte cruzado de brazos, esperando una propuesta. Además, piensa los argumentos a dar que justifican la suma pedida.
Recuerda al negociar que no todo es dinero. Si la  empresa argumenta que no tiene el suficiente dinero como para aumentarte el sueldo, igual puedes conseguir otro tipo de compensación: cursos de perfeccionamiento, una promoción interna sin sueldo, unas vacaciones o un recorte de horario son alternativas que no deben dejarse de lado. En definitiva, recuerda que más que dinero, lo que buscas es un justo reconocimiento a un trabajo bien hecho.